Cómo funciona un Volcán: Su origen, Características y Tipos de volcanes

Nuestro planeta, desde su origen ha estado en incesante movimiento, lo cual ha permitido las formación de cadenas montañosas, ligado su origen a las erupciones de volcanes provocadas por el desplazamiento de las placas tectónicas o fragmentos de la corteza terrestre.

Estas placas conforman la litosfera o estrato superficial de la tierra que encierra la corteza y la parte superior del manto. Es importante destacar, que la actividad geológica emana a su vez de la actividad existente entre las placas; es decir, cuando éstas se acercan, se alejan o se friccionan.

Así, en este movimiento de placas se originan tres tipos de límites tectónicos:

1.-Convergentes, aquí las placas se aproximan unas a otras.

2.-Divergentes, donde las placas se separan.

3.-Transformantes, donde las placas se friccionan unas con otras.

En los límites convergentes y divergentes estilan originarse los volcanes.

Origen

En tal sentido, los volcanes en los límites divergentes se producen gracias al proceso de subducción, es decir, que al colisionar las placas, la más densas se hunden en diagonal bajo la menos pesada, hasta llegar a lugares profundos del manto terrestre, donde se funde convirtiéndose en magma y, comienza a ascender por la grieta oblicua que se formó en el choque previo, hasta llegar a la superficie en forma de erupción. Tal fue el proceso de los volcanes al sur del Perú.

Así mismo, este tipo de choque crea volcanes submarinos que pueden llegar a convertirse en arcos insulares como es el caso de Japón.

En relación a la formación de los volcanes en los límites divergentes, estos se crean, por la separación y estiramiento de las placas tectónicas que generan un espacio de debilidad en el manto superior de la tierra, por donde en consecuencia se desliza hacia la superficie el magma que se forma en esta capa interna del planeta.

Cómo funciona un Volcán: Su origen, Características y Tipos de volcanes
Gráfica del origen de los volcanes

Es así como en los límites divergentes oceánicos el magma que emerge desde las ardientes profundidades del manto a la superficie, logra separar dos o más placas tectónicas. Con lo cual, se renueva el fondo oceánico, con volcanes y montañas que ascienden e irrumpen por esta grieta. Justamente, de esta manera se formó La Dorsal del Atlántico.

Como se aprecia, los volcanes suelen formarse en los límites de las placas tectónicas, tanto en los convergentes como en los divergentes.

Sin embargo, también suelen formarse en los denominados “puntos calientes”, que no los relacionan muy directamente con las placas. Porque el magma emana a la superficie a través de un sitio fijo, desde el anterior profundo del manto o inclusive puede partir del núcleo.

En estos “puntos calientes” una pluma de magma ascendente recorre kilómetros en vertical hasta salir a la superficie, donde origina cadena de volcanes normalmente de naturaleza básica es decir, basaltos.

Los “puntos calientes” permanecen activos por millones de años. Algunos de ellos con el tiempo crean cadenas de volcanes, pero únicamente se mantiene activo, el ubicado encima de la pluma de magma ascendiente. Una muestra de esto son las islas Hawaii en Los Estados Unidos.

Características

En lo que respecta a las características de los volcanes se tiene que:

-Se encuentran volcanes activos en todos los continentes de la tierra, pero no en Australia.

-Erupcionan incluso bajo el hielo.

-Son comunes en el resto del sistema solar. Así, el volcán más grande está en Marte. “El Monte Olimpo, volcán de tipo escudo que es al menos unas tres veces más alto que el Everest.

-Poseen una chimenea por la que sale el material de la cámara de magma. Esto incluye material piroclástico como: lava, fracciones de roca, ceniza y gases.

-Sus erupciones dan origen a muchos tipos de estructuras.

-Su cono pueden ser grandes, anchos o pequeños.

-Las erupciones pueden generarse en domos fracturados o en una chimenea en el suelo.

-Se deben a los movimientos vibratorios y desplazamiento de las placas tectónicas.

-Son comunes a lo largo de los límites Convergentes, Divergentes y Los Puntos Calientes.

-Atraviesan tres etapas 1) Actividad: Actualmente en erupción o con signos de ella. 2) Inactividad: Sin actividad actual, pero con reciente erupción. 3) Extinción: Sin actividad por considerable tiempo Lo cual estriba en la posibilidad o no, de que aun exista magma en sus cámaras de magma.

Tipos de volcanes

En torno, a los tipos de volcanes se pueden clasificar de acuerdo a su estructura o edificación volcánica, actividad y erupción. Estos aspectos, están íntimamente conectados al entorno tectónico que los formó.

Es necesario acotar, que un mismo volcán puede pertenecer a diferentes clasificaciones. Lo cual se debe, a que puede poseer a la vez varias estructuras y modos de erupción.

Cómo funciona un Volcán: Su origen, Características y Tipos de volcanes
Existen diversos tipo de volcanes

En relación a su estructura los tipos de volcanes son:

Volcanes Compuestos o Estratovolcanes:

Son grandes y tienen forma cónica con un cráter central, están formados por capas sucesivas de depósitos de lava y fragmentos de roca: escoria, arena y cenizas, producto de sus propias erupciones que por la viscosidad, al subir a la superficie y obstruye el cráter y las masas gaseosas quedan atrapadas, lo que produce alta presión que genera impresionantes explosiones.

Calderas:

Resultan de grandes erupciones, las cuales ocasionan el colapso o desplome de la parte central o de toda la estructura volcánica que deja un gran cráter o caldera.

Volcanes en Escudo:

Se caracterizan por ser enormes montañas con poca pendiente, formadas por la superposición de ríos de lava fluida. Así mismo se originan a lo largo de la dorsal centro-oceánica, a consecuencia de la expansión del fondo marino y proximidad de áreas de subducción afectadas por arcos volcánicos. Las erupciones de estos volcanes son de baja explosividad y flujo de lava que forman conos de cenizas y de rejilla de ventilación.

Domos de Lava:

Estos volcanes son relativamente pequeños con fuertes pendientes, fruto de la acumulación de sus espesas lavas y derrames de bloques y ceniza incandescente.

Conos de ceniza y escoria:

Son volcanes pequeños y empinados, normalmente no superan los 250 metros (820 pies) de altura y 500 metros (1,640 pies) de diámetro. Se forman por sedimentación de ceniza y escoria. Este tipo de volcán es en el mundo a la vez, el más común y menos famoso, debido a su tamaño y las débiles erupciones de bloque y explosiones, que no causan daño alguno a los humanos. A menudo, estos conos se desarrollan en grupos y se originan en las laderas de los volcanes y estrato-volcanes de escudo.

Con respecto a su actividad se consideran tres tipos:

Activos:

Volcanes que hacen erupción con frecuencia o es probable que la realicen. Ya que, en ellos se registra actividad volcánica. Entre estos se encuentran aquellos que solo desalojan fumarolas.

Inactivos o Durmientes:

Son los que tienen mucho tiempo sin registrar actividad volcánica. Sin embargo, se considera que pueden activarse y salir de su letargo, sin previo aviso.

Extintos:

Estos por carecer de provisión de magma en su cámara, no tienen posibilidades de que su actividad reaparezca.

En cuanto a sus erupciones se clasifican en 6 tipos:

Hawaiana:

Este volcán expulsa una lava fluida, ya que posee poco materiales piroclásticos. Es decir, mezcla hirviente de gases, ceniza y trozos de roca. Sus explosiones son mínimas, ya que va liberando poco a poco los gases internos.

Estromboliana:

El volcán lanza material piroclástico. Sus explosiones son esporádicas y emite lava de forma intermitente.

Vulcaniana:

En la expulsión este volcán arroja lava muy densa que con gran velocidad se solidifica, lo que genera gran cantidad de cenizas. En su fase principal el estallido crea una extensa nube oscura de material piroclástico, viscoso y rico en gases volcánicos que se caracterizadas por su forma parecida a una seta u hongo. Su acción, generalmente se inicia con una erupción freática, que lanza escombros o escoria.

Pliniana o Vesuviano:

Aquí el volcán expulsa lava muy viscosa y la explosión es sumamente violenta. Se caracteriza por su enorme fuerza, incesante expulsión de gas y lanzamiento de gran cantidad de ceniza. Algunas veces el lanzamiento es tan colosal, que la cima del volcán se colapsa y se origina en ella una especie de caldera. Durante una “erupción Pliniana”, se puede dispersar ceniza fina a lo largo de grandes extensiones.

Es de mencionar que estas “expulsiones Plinianas” deben su nombre a “Plinio”, un naturalista que murió durante una erupción del Vesuvio.

Peleano:

Este tipo de volcán se le llama así por los miles de fallecidos, que dejó la erupción del Monte Pelee en 1902 en Martinica isla de la república francesa. En estos volcanes la lava se consolida precipitadamente, lo cual causa un sello en el cráter, que al los gases no conseguir una vía de salida, ocasionan a lo interno del volcán una presión tal, que sus paredes ceden y en consecuencia, el magma busca escapar por los costados de las mismas.

Hidro-Volcánicas:

Son los volcanes en los que sus erupciones se generan por la constante interacción que tiene su magma con aguas subterráneas o también superficiales. Su erupción es muy similar a la lava líquida de una expulsión “Estromboliana”, aunque menos explosiva.

Como puede pensarse, la explosión de un volcán debe ser muy difícil de medir, ya que depende de la experiencia y el punto de vista del observador. Sin embargo, en el Instituto Smithonian-Programa de Vulcanismo, para determinar la magnitud de las erupciones; los vulcanólogos diseñaron una escala basada en un “Índice de Explosividad Volcánica”.

Este índice va del 0 al 8, donde el 8 representa la mayor magnitud o potencia y está basado en los estudios de Newhall y Self , y Simkin y Siebert.

Así, en la escala diseñada se consideró el volumen completo de los elementos expulsados por el volcán como: piroclastos, también lava y por supuesto cenizas. Así mismo se considera la altura en la atmósfera que alcanza la nube; la duración de erupción; la introducción de productos hacia la tropósfera y estratósfera y; otros factores correspondientes al niveles de explosividad.

VEA TAMBIÉN:

Principales eventos astronómicos para observar este 2021

Deja un comentario