Cómo hacer un compost casero

Hacer compost casero se ha convertido en una manera sencilla de reutilizar los residuos que día a día se generan en nuestros hogares. Con ello contribuimos indudablemente a mejorar la salud de nuestro suelo.

Qué es el compost

El compost es abono producido a partir de la descomposición de residuos orgánicos. Se puede usar para mejorar la estructura del suelo, aumentar su fertilidad y retención de agua, y proporcionar nutrientes a las plantas. Es importante conocer cómo hacerlo paso a paso, para que el resultado sea óptimo y traiga los beneficios esperados.

A continuación te explicamos cómo hacerlo:

Preparar el compostador

Busca o construye un contenedor adecuado para el compostaje. Puedes utilizar una vieja nevera o un cubo de paja. La nevera debe tener una tapa para mantener el compost en un estado húmedo.

Añade los desechos orgánicos

Cuida de ir agregando residuos en capas, alternando materiales secos y húmedos. Los materiales secos, como las hojas secas y el cartón, ayudan a absorber la humedad y los materiales húmedos, como los restos de alimentos y el estiércol, ayudan a proporcionar nitrógeno.

Los desechos orgánicos pueden incluir también ramas, fósforos, conchas de frutos, cáscaras de huevo. No se te puede olvidar que el nivel de humedad es fundamental, por tanto, debes saber la proporción de agua a emplear. Los desechos húmedos pueden ser restos de comida o productos de limpieza.

compost casero

Riega el compost casero

Mantén la mezcla de desechos húmedos y secos en un estado de riqueza orgánica. Para esto, revolverla regularmente. Evita que se seque completamente, ya que esto puede matar a las lombrices y retrasar el proceso de compostaje.

Fomenta la actividad de las lombrices

Las lombrices son esenciales para el compostaje, puesto que ayudan a descomponer los residuos. Para que este proceso sea más rápido es ideal cortar los alimentos en trozos pequeños, esto acelerará el proceso de descomposición y las lombrices emergerán más rápidamente.

Aprovecha el abono casero

Una vez que el compost esté listo, puedes usarlo para fertilizar tus plantas o huertos. Si deseas tener plantas hermosas, este tipo de abono te ayudará a lograrlo. Los nutrientes que este compost aporta a tus plantas no se compara con el abono industrializado.

Ten en cuenta que el compost casero es una manera sostenible de alimentar tu jardín y contribuye a reducir la despose basura. Es una opción económica y ecológica para proporcionar nutrientes a tus plantas.

compost casero

Elige un lugar adecuado para tu compostador

Elige un lugar en el que el compostador esté protegido de la lluvia y el viento y que además la luz del sol tenga fácil entrada.

Tiempo de compostaje

El tiempo que tarda el compost en estar listo depende de una serie de factores, como el tipo de residuos que se usen, la temperatura y la humedad. En general, el compost tarda de 3 a 6 meses en estar listo.

Cómo saber si el compost está listo

El compost está listo cuando tiene un olor terroso y es similar a la tierra. También puedes verificar el compost con un palo. Si el palo sale limpio, el compost está listo.

Cómo usar el compost

Puedes usar el compost para mejorar el suelo de tu jardín, macetas o huerto. Simplemente, espolvorea el compost sobre el suelo y luego riega las plantas. También puedes usar el compost para hacer tés de compost, que son una forma líquida de abono orgánico.

Consejos para hacer compost casero

Evita agregar los siguientes residuos a tu compostador:

  • Carne, pescado o huesos.
  • Leche o productos lácteos.
  • Grasas o aceites.
  • Materiales que no se descomponen fácilmente, como plásticos, vidrio o metales.

Si agregas estiércol animal a tu compostador, asegúrate de que esté bien compostado antes de usarlo. El estiércol fresco puede quemar las plantas.

Si vives en un clima frío, puedes cubrir tu compostador con una manta o plástico para ayudar a mantener el calor.

compost casero

Beneficios importantes

El compost casero tiene varios beneficios fundamentales. Aquí están algunos de ellos:

Llevar los residuos a cero y evitar el efecto invernadero

En lugar de enviar los residuos al vertedero, lo mejor es utilizarlos en beneficio de la naturaleza y el ambiente. Debes saber que los residuos se descomponen en los vertederos, y es allí donde producen el gas metano que tiene efecto muy dañino.

Mejora de la calidad del suelo

El compost casero es un abono orgánico rico en nutrientes y microorganismos beneficiosos. Si deseas mejorar la estructura de tus plantas, debes tener un buen suelo alimentado con compost, sus nutrientes constituyen la magia para que las plantas crezcan más saludables y fuertes. El compost es un medio para que el suelo se mantenga con la humedad adecuada, de esta manera puedes controlar el riego.

El ciclo de la materia orgánica se cierra

El compost resultante se puede utilizar en la agricultura para la producción de alimentos, devolviendo nutrientes al suelo y reduciendo la dependencia de fertilizantes químicos.

Promoción de la biodiversidad y la sostenibilidad

El compostaje casero imita los procesos naturales de descomposición y promueve la biodiversidad en el suelo. Los microorganismos, bacterias e insectos que participan en el proceso de compostaje también se convierten en materias primas para el suelo, contribuyendo a la continuidad del ciclo de vida y promoviendo la biodiversidad.

Se ahorran muchos recursos y el impacto ambiental se disminuye

Al hacer compost casero, se reduce la necesidad de comprar fertilizantes comerciales y enmiendas de suelo. Esto no solo ahorra dinero, sino que también reduce la producción y el transporte de estos productos, lo que a su vez disminuye el consumo de recursos naturales y las emisiones asociadas.

El compost casero Vs. el abono industrializado

El compost casero y el abono industrializado son dos opciones diferentes para fertilizar el suelo y proporcionar nutrientes a las plantas. La elección entre ellos dependerá de las necesidades de las plantas, las características del suelo, el tipo de cultivo y otros factores específicos.

El compost casero se produce a partir de la descomposición natural de materiales orgánicos y es una forma sostenible de reciclar los desechos y enriquecer el suelo con nutrientes.

Por otro lado, el abono industrializado es un producto fabricado comercialmente que contiene nutrientes específicos para las plantas. Estos abonos pueden ser orgánicos o químicos, o una combinación de ambos.

Los abonos químicos suelen contener nutrientes en forma de sales minerales, mientras que los abonos orgánicos se obtienen de fuentes naturales, como estiércol animal, compost, harina de huesos, entre otros. Los abonos industriales son convenientes porque proporcionan una dosis precisa de nutrientes y se pueden adaptar a las necesidades específicas de las plantas y los cultivos.

La elección entre ambas opciones

El compost casero es una opción más sostenible y económica, ya que se puede producir utilizando los desechos orgánicos del hogar. Sin embargo, puede requerir más tiempo y esfuerzo para producir cantidades suficientes de compost para grandes áreas o cultivos comerciales.

Por otro lado, el abono industrializado es conveniente y proporciona una dosis precisa de nutrientes, pero puede ser más costoso y no es tan sostenible como el compost casero.

¿Te animas a comenzar a usar los desechos orgánicos y sumarte a quienes evitan el efecto invernadero? ¡Es hora de comenzar esta tarea!

Deja un comentario