La Ganadería ecológica como máxima expresión de la ganadería extensiva

La ganadería ecológica tiene como objetivo principal ofrecer alimentos derivados de la producción animal, con la mayor calidad sanitaria, nutricional y organoléptica, además de respetar y cuidar el medio ambiente, empleando en su mínima expresión o incluso eliminando el uso de sustancias químicas y de organismos transgénicos ofreciendo así bienestar y protección a los animales. Se practica en la Unión Europea desde 1992.

La integración de la ganadería y la agricultura desde la era del Neolítico ha permitido diseñar y conservar el medio ambiente actual. Las alteraciones en el equilibro de los sistemas agropecuarios han causado impactos negativos sobre la naturaleza, por lo que es necesario utilizar medidas que corrijan estos efectos negativos sobre el medio ambiente.

El diseño de la ganadería ecológica debe responder a un manejo propio que permita establecer un agroecosistema en el que los animales usen el forraje existente, y se puedan aplicar técnicas de agricultura y ganadería del sistema convencional que sean compatibles con las normas legales vigentes.

En la ganadería ecológica se usan especies autóctonas porque se adaptan mejor a las condiciones del sistema
El ganado vacuno es el más usado en ganadería. Fuente: pixabay.com

Especies ganaderas ecológicas

En España, específicamente en Andalucía quien tiene el liderazgo en esta actividad, el ganado está compuesto por dos especies de rumiantes, la especie bovina y la ovina. El ganado ovino predomina en Sevilla y Córdoba, el caprino en Cádiz y Huelva, y el ganado porcino predomina en Huelva, Por otra parte, Córdoba es la provincia que tiene más avicultura.

La superficie está compuesta para esta actividad por pastos, praderas y forrajes que hasta el 2008 sumaban 475.140 ha.

Salud animal

Desde el punto de vista veterinario, los programas sanitarios de los animales deben responder siempre hacia la medicina preventiva, teniendo medidas de higiene fundamentales para luchar eficazmente y de forma rentable en este sistema agroproductivo.

Cuando los animales requieren de tratamiento, es priorizado el uso de la homeopatía, y acupuntura que se adapte al ciclo natural y productivo del animal y de esta forma se fortalezca su sistema inmunológico.

En consecuencia, en la ganadería ecológica se trata de evitar el uso de productos químicos que causan toxicidad al ambiente y al ser humano, así como resistencias en los animales. Sin embargo, los productos químicos son requeridos cuando no hay un tratamiento natural alternativo.

En la ganadería ecológica además, es clave evitar el sufrimiento de los animales, y mantener siempre su bienestar. No obstante, se ha observado que en estas granjas ecológicas hay menor incidencia de enfermedades metabólicas, pero aumento de las enfermedades parasitarias junto a una menor producción.

No hay suficientes evidencias que el manejo de estas granjas ecológicas sea el ideal para mantener a los animales saludables, pero sí es importante el manejo de forma individual de estos lugares ya que esto es lo causará la diferencia entre la salud del animal y la calidad de los productos derivados de este. De esta forma, es sobre la salud donde subyace el mayor cuidado de los granjeros.

Producción animal

En cuanto a la producción animal en la ganadería ecológica, el fin es optimizar la producción con un manejo intensivo mínimo, ofreciendo a cambio calidad para lo cual deben contar con infraestructura en altas condiciones de higiene y de esta forma poder optar al etiquetado de este sistema de producción.

Por ejemplo, la calidad de la carne ecológica debe cumplir con ciertas características organolépticas como recuperación del sabor, textura, aroma y aspecto de la carne convencional, lo cual exige una buena alimentación animal.

Por ello, en la ganadería ecológica es necesario utilizar razas rústicas (autóctonas) porque son las que se adaptan mejor a este tipo de actividad, por su equilibrio hormonal, sistema inmunológico fuerte, productividad, y calidad maternal, y por tener la capacidad de utilizar recursos de baja calidad y ofrecer altos índices productivos en medio de condiciones extremas. Asimismo, su carne es de asombrosa calidad.

Las especies ganaderas ecológicas son variadas, aquí tenemos una oveja
Las especies ganaderas ecológicas son variadas. Fuente: pixabay.com

Alimentación

En cuanto a la alimentación proporcionada a los animales, su formulación requiere la ingesta de materias primas producidas sin fertilizantes, ni agrotóxicos, ni derivadas de organismos transgénicos. Además no se puede usar promotores de crecimiento, y solo se puede aportar algunos suplementos alimenticios o prebióticos autorizados.

Es importante aportar que en los últimos años estas granjas cuentan con la inclusión de especies aromáticas y medicinales dentro de su dieta debido al efecto antimicrobiano y regulador del metabolismo que ofrecen estas plantas al ganado.

La ganadería ecológica se basa en el modelo de ganadería extensiva tradicional

La ganadería ecológica se fundamenta en la ganadería extensiva, pues esta última aprovecha los recursos de la tierra, especialmente a través del pastoreo y el aporte de una baja cantidad de insumos externos y el respeto a los procesos ecológicos del lugar, y se adapta a ellos para conservar el sistema productivo.

Sin embargo, entre estos dos sistemas existen algunas diferencias ya que en la ganadería extensiva el pastoreo es necesario, el entorno es al aire libre, la alimentación del ganado se basa en el pastoreo y subproductos agrarios y se usan suplementos según requerimientos, el bienestar de los animales es mediante medicina convencional, el estabulamiento se realiza solo en condiciones adversas, las razas deben ser adaptadas al territorio, y esta ganadería no está regulada por ninguna normativa específica.

La ganadería extensiva y la ecológica se realizan en espacios abiertos.
La ganadería extensiva y la ecológica se realizan en espacios abiertos. Fuente: Rubén Ojeda / CC BY-SA 3.0 ES (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/es/deed.en)

La ganadería extensiva alcanza su máxima expresión con la ganadería ecológica. Otra de las diferencias entre la ganadería ecológica y la extensiva es que en la primera los ganaderos y agricultores reciben incentivos por conservar el medio ambiente y en la segunda no.

Normativa

Una de las prioridades que la Unión Europea tiene como uno de sus pilares es el respeto al medio ambiente en pro de un desarrollo sostenible. La ganadería ecológica en este caso es una alternativa para mitigar el cambio climático, y es por ello que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España, ha elaborado herramientas para facilitar que los ganaderos cumplan con las exigencias del medio ambiente, en especial las de la normativa internacional y la UE.

Por ejemplo, una de estas herramientas es el cálculo de emisiones de gases de efecto invernadero de acuerdo al balance de nitrógeno y fósforo en la ganadería de España. Para ello se construyen herramientas informáticas que faciliten dicho cálculo, y también se elaboran documentos técnicos, los cuales se difunden en jornadas con los ganaderos, para crear esfuerzos por disminuir las emisiones de gases tóxicos provenientes de la actividad ganadera.

En estas granjas se estudia el impacto ambiental que tienen mediante indicadores a nivel tanto local como global, y se realiza monitoreando variables como fertilidad del rebaño, calidad de la dieta, rendimiento animal, y tasa de mortalidad, entre otros.

La estabulación es facultativa en la ganadería ecológica.
La estabulación es facultativa en la ganadería ecológica. Fuente: pixabay.com

Las normativas que rigen la gestión del medio ambiente, están orientadas a la eliminación del uso de productos como larvicidas, microbicidas, molusquicidas, fertilizantes nitrogenados, y a evitar la quema de pastizales ya que esto causa un desequilibrio en la población microbiana del suelo.

El bienestar del animal es a menudo alcanzado porque la alimentación está adaptada a su fisiología, y estos animales viven en un ambiente lo más parecido a su biotipo.

Referencias

Gobierno de España. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Tomado de: mapa.gob.es

Ríos, N. S. 2012.El modelo ganadero español y la ganadería ecológica en Andalucía como una estrategia de (RE) adaptación productiva: un análisis desde la perspectiva agroecológica. Tesis Doctoral. Universidad de Córdoba, España. 758 p.

Blanco-Penedo, I., M. García-Vaquero, A. Escudero,  M. Miranda, B. Gutiérrez, J. Hernández,  C. Castillo, J.L., Benedito, M. López. 2006. Ganadería ecológica: Un Nuevo desafío para el veterinario. Poster. 2ª Conferencia Internacional de Ganadería Ecológica. Zamora, España. Tomado de: researchgate.net

Díaz, C., M. Sánchez, G. Gómez, V. Rodríguez. 2014. Ganadería ecológica en la gestión de los espacios naturales protegidos: Andalucía como modelo. Arch. Zootec. 63(R): 25-54.

Fundación Entretantos. 2018. La ganadería extensiva, una actividad esencial en nuestra alimentación. Cuadernos entretantos 4. 25 p. Tomado de: ganaderiaextensiva.org

1 comentario en “La Ganadería ecológica como máxima expresión de la ganadería extensiva”

Deja un comentario